lunes, 17 de julio de 2017

Nueva moneda de veinte pesos (100 aniversario de la promulgación de la Constitución del 5 de febrero de 1917)


Lic. José Antonio Bátiz Vázquez


Para complementar el artículo de mi autoría sobre “Las monedas de veinte pesos”, aparecido en el número 253 de El Boletín Numismático, (y en este blog en la siguiente ubicación: http://sonumex.blogspot.mx/2016/02/monedas-de-20-pesos.html) preparé esta breve información sobre la nueva moneda de esa denominación, puesta en la circulación con motivo de la conmemoración del 100 aniversario de la promulgación de la Constitución del 5 de febrero de 1917.
Por tratarse de una moneda conmemorativa, pero a la vez de curso o circulación legal, es muy probable que al publicarse esta nota, los lectores tengan ya en su colección y, tal vez, en sus bolsillos ejemplares de la citada moneda; no obstante considero conveniente compartir los siguientes datos:
Se trata de una pieza circular, bimetálica (con dos diferentes aleaciones en las que predomina el cobre, una para el anillo perimetral y otra para la parte interior), con diámetro de 32.0 milímetros y peso de 15.945 gramos, que en su canto muestra un estriado discontinuo,  mismas características de las anteriores piezas de esa denominación que se vienen acuñando desde principios de este siglo XXI.
En su anverso, común a todas las monedas mexicanas, ostenta el Escudo Nacional en relieve escultórico y en el semicírculo superior del anillo perimetral la leyenda ESTADOS UNIDOS MEXICANOS.
En su reverso ostenta, al centro del campo y como motivo principal, una composición con la portada original de la Constitución Política de 1917 y los bustos de tres diputados constituyentes: Pastor Rouaix, Francisco J. Mújica y Heriberto Jara, rodeando al Primer Jefe del Ejército Constitucionalista don Venustiano Carranza, y en el extremo derecho la ceca M°. En el anillo perimetral lleva, en letras pequeñas y pegadas a la parte interior, la fecha 5 de Febrero y los nombres de los cuatro personajes citados y en el exergo los años 1917-2017.
En la parte superior lleva la denominación en cifras $ 20 y en un segundo semicírculo la leyenda CENTENARIO DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS.


La moneda, de la que se acuñaron 6 millones 951 mil piezas, la presentó el 5 de febrero de 2017, en la ciudad de Querétaro, el Dr. Agustín Carstens, Gobernador del Banco de México, durante la ceremonia conmemorativa del Centenario de la Promulgación de la Constitución de los Estados Mexicanos, del 5 de febrero de 1917, que reformó la anterior de 1857.
Dicha ceremonia se celebró en el antiguo Teatro Iturbide, hoy Teatro de la República, que fue el escenario donde hace cien años se llevaron a cabo las reuniones del Congreso Constituyente, y que –por cierto- su fachada aparece en el reverso del billete emitido también para conmemorar ese acontecimiento y que fue presentado simultáneamente a la citada moneda.
El billete, según datos proporcionados por el emisor Banco de México, mide 134 por 66 milímetros, está fabricado en papel de algodón y sus colores predominantes son el rojo y el amarillo. Su denominación es de cien pesos y es de curso legal. La información del Instituto Central detalla las múltiples medidas de seguridad utilizadas.
Su anverso muestra, como motivo principal, el acto solemne en que Venustiano Carranza, presidente en turno de la República Mexicana, aparece al lado del presidente del Congreso Constituyente, Luis Manuel Rojas, protestando ante la asamblea después de reformar la Constitución.


En su reverso figura el grupo de diputados al Congreso Constituyente protestando cumplir la Carta Magna.


Ambas viñetas proceden de fotografías del Archivo Casasola, tomadas durante la sesión solemne de clausura del Congreso Constituyente y su reproducción en los billetes fue autorizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Para concluir quiero destacar un par de características de estos nuevos billetes, que pueden ser útiles para quienes deseen coleccionarlos. Su emisión total, que alcanzó la importante cifra de 75 millones de piezas, está dividida en dos series: AX y AY. Dentro de cada serie hay cinco subseries determinadas por una letra diferente (respectivamente: K, L, M, N y P, así como Q, R, S, T y U), que ostentan las firmas de los cinco integrantes de la Junta de Gobierno, una por cada subserie, que se acompañan –en todos los casos- con la firma del Cajero Principal.

domingo, 7 de mayo de 2017

Semana nacional de numismática 2017



CONVOCATORIA


Durante el mes de mayo, específicamente del 11 al 17, se llevará a cabo la primera "Semana Nacional de Numismática, para lo cual hemos convocamos a todas las asociaciones, clubes, agrupaciones y personas interesadas en promover la cultura numismática de nuestro país, a participar activamente compartiendo información para que más personas conozcan de qué se trata esta pasión que nos mueve a coleccionar monedas, billetes, medallas, etc.


Al acontecimiento pueden sumarse todos quienes tienen entusiasmo e interés, sin importar el nivel de conocimientos o el número de piezas "bonitas" que posea; para participar solo es necesario tener ganas de compartir la foto de una pieza con la información técnica o histórica que se tenga de ella o un artículo los más avezados en el tema, recomendaciones de libros, catálogos o publicaciones en Internet utilizando el hashtag #SemanaNacionalDeNumismática o la imagen que acompaña esta entrada, entre el 11 y el 17 de mayo.

Se trata de que, en conjunto, logremos acercar a un público más amplio este manantial de historia, arte cultura y placer que nos une a la numismática.

Así mismo extendemos la invitación a los comerciantes a anunciar en su escaparate de venta, que se festeja la Semana Nacional de Numismática y tal vez participar con alguna oferta o promoción para sus clientes, imprimir una lona o volantes con información, quizá algún anuncio en algún espacio explicando qué es la numismática.

La imaginación colectiva es mejor que la personal, no dejemos pasar esta oportunidad de participar en la difusión de la #Semana Nacional de Numismática.

¡PARTICIPA!


domingo, 19 de febrero de 2017

Guía para saber cuánto pueden valer tus monedas. Parte 1

 Jesús Amín Tejas Carrera, Delegado de Promoción 


La intención de este pequeño artículo es dar una orientación general respecto a la pregunta más frecuente que nos hacen por correo, por teléfono y en nuestras redes sociales: 

"¿Tengo unas monedas antiguas, cuánto valen?, ¿cuánto puedo pedir por ellas o en dónde las puedo vender? "


Pero antes de desarrollar una repuesta quisiera dejar claro lo siguiente.


Como Delegado de Promoción es mi deber enfatizar a los lectores que, La Sociedad Numismática de México A. C. es una organización cultural sin fines de lucro, por lo que NO HACE VALUACIONES NI COMPRA MONEDAS U OBJETOS NUMISMÁTICOS. 

Nuestra recomendación es que se adquiera un catálogo de monedas y/o billetes para que puedan darse una idea general del precio que pudieran alcanzar sus piezas, asistir a varias tiendas numismáticas para solicitar que se les valúen y elegir la que más les convenga para vender. Aunado a esto recomendamos asistir a las convenciones numismáticas en donde podrán conocer de primera mano el panorama de la oferta y demanda en el mercado numismático nacional, en el que intervienen directamente los factores que determinan el valor de los objetos numismáticos como condición, demanda y rareza, además de tener la posibilidad de ofrecerle sus piezas directamente a los vendedores numismáticos PROFESIONALES. (Al final de este artículo se amplían las recomendaciones con algunos catálogos y páginas de Internet)

La SONUMEX monta una exposición temática en cada Convención numismática

Dicho lo anterior en este primer artículo desarrollaré una repuesta común para algunas de las monedas mexicanas de la segunda mitad del siglo pasado (1950 en adelante) en el que iré explicando qué quiere decir esto de la oferta y demanda o qué implica la condición, demanda y rareza. Pero primero les pido que tengan bien presentes las siguientes cuatro definiciones:


1.- Valor Nominal / Facial / Legal: Es el valor que el Estado le asigna a las monedas y billetes, viene inscrita en la pieza para decir lo que vale.
2.- Valor intrínseco: Es el valor de lo que pesa el metal en que se ha acuñado la moneda, y varía de acuerdo con la cotización diaria en el mercado de metales.
3.- Valor numismático (científico / académico): Es el que tienen los objetos numismáticos de acuerdo con la valoración de los investigadores, académicos y estudiosos del área, en el que influyen directamente los contextos históricos, políticos y económicos de las piezas en sí.
4.- Valor numismático (colección / de mercado): Es el que tienen los objetos numismáticos de acuerdo con la valoración de los coleccionistas y comerciantes en el que influyen directamente los factores de condición, demanda y rareza, en conjunto o cada uno individualmente, así como la ley de la oferta y la demanda en el mercado numismático nacional e inclusive el internacional.
Estas dos últimas definiciones frecuentemente se cruzan y/o combinan cuando el coleccionista dedica, además de dinero para su adquisición, tiempo para el estudio y tratado de sus piezas.


COMENCEMOS CON LAS FAMOSAS MONEDAS “DEL KILO”

(En la segunda parte de este artículo continuaré con las monedas que contienen algún porcentaje de plata)

Se les conoce así a las piezas acuñadas a partir de 1950 en metales industriales como el cobre, níquel, bronce, latón y acero, que casi todos tenemos o hemos visto en nuestras casas, motivo por el que son MUY COMUNES, y que por lo general terminan vendiéndose en las recicladoras de desperdicios industriales según lo que se cotice el metal de que están hechas, ese día, en el mercado de metales (1).
Algunas monedas de las denominadas "del kilo"


¿Cómo determinar su valor intrínseco?

En realidad no es tan difícil, y para efectos prácticos pondré como ejemplo la moneda de níquel con valor nominal de 50 pesos “Coyolxahuqui”, acuñada entre 1982 y 1984, que pesa 19.72 gramos (+/-) cada una, por lo que necesitaríamos aproximadamente 51 piezas para juntar un kilo. 

Este mismo ejemplo se debe aplicar para saber el valor de cualquier pieza que usted posea en su casa, obviamente considerando su peso y metal utilizado.

Si tenemos que el kilo de níquel, dependiendo el lugar en donde uno quiera vender, lo compran en promedio en 90 pesos, solo hay que dividir 90 entre 51, lo que nos da a 1.76 pesos por pieza (2).

Si, no es gran cosa lo que le pagan a uno por estas monedas, por lo que muchas personas mejor optan por quedárselas más tiempo, con la esperanza de que algún día valgan más…, aunque, siendo honesto, para esto quizá deban pasar unos 200 años… o más.


Entonces ¿Las “del kilo” ya no valen más o sí?

Si, algunas pueden llegar a valer un poco más, siempre y cuando reúnan alguna característica especial, como por ejemplo: estar TOTALMENTE sin circular y con todo el brillo original (tal y como salen recién acuñadas de la Casa de Moneda); con algún error o variedad SOBRESALIENTE; pertenecer a alguna emisión especial o muy limitada como las de los sets Proof de 1983 o 1995; o ser la fecha clave de la serie. 

La condición de esa moneda de 20 centavos de 1966 es muy buena, se le nota ligeramente el brillo original

Estos son algunos de otros tantos factores que las puedan hacer ATRACTIVAS PARA LOS COLECCIONISTAS.

Encontrar monedas con alguna de estas características no es nada fácil, algunas ni tantíto, pero tampoco es imposible y es justo eso lo que las hace elevar su valor numismático, además de hacernos pasar ratos divertidos a quienes nos dedicamos a buscarlas con entusiasmo.
Moneda de níquel descentrada


Van algunos ejemplos:

Moneda de 20 pesos “cultura maya” 1980-1984
Cuenta don Alfónso Rodriguez Facio, grabador de la Casa de Moneda, que al troquel que se utilizaría para acuñar las piezas que servirían de muestra para la autorización final de la moneda fechada en 1980, faltó ponerle la marca de Ceca, por lo que de último momento se le hincó la misma con otro punzón que se tenía a la mano, completando el diseño y acuñando así las piezas que serían presentadas. Si tienes una de ellas, ¡quiero verla!
La CECA es distinta a las comunes. Imagen: Carlos Bahena Cedíllo / MNN

Las FECHAS CLAVE son aquellos años en que se acuñó la menor cantidad de piezas de una serie y aunque algunas son relativamente fáciles de conseguir, otras no lo son tanto. En monedas de 20 centavos “Pirámide” es la de 1959, en las de 5 centavos “Josefa” es la de 1942, en la de 50 centavos de cobre “Cuauhtémoc” es la de 1955, la de 50 centavos de níquel “Cuauhtémoc” es la de 1966, la de 25 centavos “Madero” es la de 1966 también, y así con cada serie. 

Aquí es importante resaltar que formar SERIES COMPLETAS no es muy difícil cuando ya se tiene la pieza con fecha clave, sin embargo, el verdadero reto es tener la serie completa en condición de “UNC” a “BU” (“sin circular” a “brillante sin circular”) ya que así es como realmente pueden aumentar un poco su valor.


Moneda heptagonal de 10 pesos “Hidalgo”
Es común que este tipo de piezas presente “vuelta de medalla” en lugar de “vuelta de moneda” (3) pues sucedió que ante la necesidad de hacer enormes cantidades, la impericia de algún operador de la Casa de Moneda provocó que se alinearan mal los troqueles para acuñarlas y al percatarse del error ya se había fabricado una buena cantidad de estas, por lo que, según se cuenta, se decidió continuar acuñándolas así. En estas piezas lo difícil es encontrarlas con el giro normal “de moneda”.

La conservación de esta fecha clave es muy buena. Imagen: Ricardo de León Tallavas

Las “SOBRE-FECHAS” se dan cuando en el troquel se graba un número nuevo sobre un número anterior, dejándolo visible sobre la nueva moneda después de acuñada. 
En la serie de 20 centavos “Madero” de 1974 a 1983, es muy famosa la pieza de 1981 sobre 1982, pues se nota inmediatamente que hay grabada un fecha sobre otra.
Imagen: Epítome ilustrado de la moneda mexicana moderna 1905 a 2015. Carlos Amaya

También están las fallas en el proceso de creación y elaboración de monedas que provocan ERRORES O VARIEDADES interesantes. Ejemplos: 
Clipets y descentrados
En la moneda de 10 centavos “Mazorca” de 1978, hay una variedad en la que se ve DOBLE el diseño general de la moneda (en la fecha se le ven 8 números en lugar de solo 4); En la moneda de 20 centavos “Pirámide” de 1973, hay una variedad conocida como MULA por llevar el anverso correspondiente a la moneda de un peso; En la de 50 centavos “Cuauhtemoc” de 1977 hay una variedad en la que se ve un punto entre el 9 y el 7 viéndose  -19 . 77-; En la de 50 centavos de 1993, hay una variedad en la que se ve despostillada la parte inferior derecha de la cara que muestra el valor facial de la moneda (aclaro que el término adecuado es “TROQUEL DESCANTILLADO“ porque si no los variedólogos me van a crucificar…)
Imagen: Epítome ilustrado de la moneda mexicana moderna 1905 a 2015. Carlos Amaya
Y así,  podemos seguir señalando los cientos de detalles que podrían aumentar, poco o mucho, el valor de las monedas, haciéndolas atractivas para los coleccionistas, pero no sería suficiente el espacio en estos artículos.
Una de las variedades mas modernas es la conocida como "Gráfila Invertida"

Recomendaciones

Si realmente estás interesado en saber si tus monedas tienen algo de valor, te invito a que hagas un esfuerzo por conseguir alguna de las siguientes recomendaciones bibliográficas o consultar alguna de las páginas de Internet que a continuación enlisto, te garantizo que aprenderás algo y, además de divertirte, podrás obtener la mayor utilidad por las piezas que hoy no sabes cuánto valen. Los libros se pueden conseguir en tiendas numismáticas, convenciones y algunos sitios de venta por internet como Amazon, ebay, Mercado libre, e incluso Facebook.

-“Catálogo General de monedas de México A.G.R”., Este catálogo se edita anualmente en la Ciudad de México y aunque los precios son solo una referencia que DEBEN CONTRASTARSE CON EL MERCADO, sirve para conocer la gran variedad de piezas que hay en México desde 1536 a la fecha, además de contener un breve espacio para Tlacos, Pilones y fichas de hacienda. Idioma español. Con precios en pesos mexicanos.

-“Guía ilustrada de la moneda mexicana moderna 1905 al presente” (hay tres ediciones) y “Epítome ilustrado de la moneda mexicana moderna y sus variedades 1905 a 2015”. Estos catálogos son la mejor referencia para conocer de los errores y variedades que se pueden encontrar en todas las monedas del siglo XX.  Autor Carlos Amaya Guerra. Idioma Español, con precios en dólares americanos que DEBEN CONTRASTARSE CON EL MERCADO. Su página oficial es www.coinmx.com

-“A guide book of Mexican Coins 1822 to date” (hay 5 ediciones) Este libro es una de las referencias más utilizadas por los coleccionistas de nivel medio-avanzado. Autores Theodore V. Buttrey, Clyde Hubbard.

-“El papel moneda del Banco de México” (hay tres ediciones) y "Estudio sobre los billetes de diez pesos emitidos por el Banco de México S. A." El primer catálogo contiene todas las emisiones de los billetes del Banco de México desde 1925 al año 2000, así como un listado de precios que DEBEN CONTRASTARSE CON EL MERCADO. El segundo solo lista los billetes de 10 pesos desde 1925 hasta 1975, pero contiene un apartado muy interesante para aprender sobre la condición y estado de conservación de los billetes, así como una breve historia del Banco, las series, subseries y las firmas que los acompañan. Autor Duane Douglas.  Idioma español-Inglés. Su página oficial y tienda numismática es www.elmundodelamoneda.com

-“Mexican Paper Money 2010” (la versión anterior se llama Complete Encyclopedia of Mexican Paper Money) Este catálogo es el más completo para billetes y papel moneda emitido en México en todos sus periodos, los precios DEBEN CONTRASTARSE CON EL MERCADO NACIONAL. Autores Alberto Hidalgo, Duane Douglas, Elmer Powell y Cory Frampton. Idioma Inglés. Su página oficial es www.mexicancoincompany.com

-Catálogo “North American Coins & Prices” Idioma inglés. Este catálogo se edita anualmente en los E. U. A., los precios que trae son solo una referencia que DEBEN CONTRASTARSE CON EL MERCADO NACIONAL; contiene piezas de México desde 1700 a la fecha, además de contener un apartado para monedas de Canadá y los E. U. A. Idioma inglés. Su página oficial es www.krausebooks.com



NOTAS:
1.- Página del Servicio Geológico mexicano dependiente de la Secretaría de economía en donde se puede consultar en dólares la cotización internacional de los metales: portalweb.sgm.gob.mx/economía/es/precio-metales/niquel.html
Y Página de Banco de México en donde se puede consultar la cotización del dólar (y otras divisas)  www.banxico.org.mx/portal-mercado-cambiario/

2.- Si consideramos que en esa moneda de 50 pesos el 75 % de su contenido es de níquel y aproximadamente el 25 % restante de cobre, los factores se afinan y cambian el resultado final, pero esa es otra historia… Debo enfatizar que el resultado varía, evidentemente, de acuerdo al tipo (peso y metal) de la pieza.


3.- “VUELTA DE MONEDA” es tomar una moneda con tu pulgar e índice y girarla en forma vertical (de arriba hacia abajo indistintamente), “VUELTA DE MEDALLA”  es girarla en forma horizontal (de derecha a izquierda indistintamente). Al hacerlo, el diseño o grabado de la pieza  NO debe  quedar de cabeza, en ambos casos.